La rebelión de Julio López Chávez en San Francisco Acuautla

Precursor de la revolución zapatista

Julio López Chavez es un antecedente 40 años antes de la lucha revolucionaria zapatista

Julio López Chávez fue un personaje emblemático de San Francisco Acuautla, Ixtapaluca. Promovió el inició del levantamiento campesino entre 1867 y 1968 como preámbulo de la Revolución Mexicana; 43 años después. Este movimiento fue resultado de la usurpación de tierras y agua comunales además de la explotación del hombre humilde y pobre. Aunado a la aplicación de la Ley Lerdo y Las Leyes de Reforma. Posteriormente se unieron a este movimiento rebelde pobladores de Coatepec, Chicoloapan y comunidades de Chalco. Posteriormente se incorporaron  comunidades desde Los Reyes hasta Amecameca.

 

Antecedentes de las inconformidades de campesinos

En 1851, campesinos de San Francisco Acuautla se sublevaron en contra de la Hacienda de Zoquiapan. Propiedad de los Villaurruria; herederos del Marqués de Castañiza. Esto porque un año antes, cuando inició la construcción de un enorme sistema de riego; consistiendo en capturar las aguas de los montes de Río Frío. Con objeto de canalizar el cause hacia los terrenos de cultivo de esta hacienda. Ahí fue donde los campesinos perdieron tierras de cultivo, pastizales y bosques en beneficio del depósitos de Zoquiapan favoreciendo a la familia Villaurruria.

 

Los indígenas de Acuautla interpusieron una demanda, pero jueces sólo les otorgaron una fracción de sus terrenos. Esto originó un amotinamiento de campesinos armados con piedras y palos. Pero en ese entonces había una fuerza policíaca destinada a protejer a los hacendados de los ataques indígenas. Hubo tensa calma debido a la respuesta poco favorable a las demandas de pobladores de Acuautla. 

 

En mayo de 1851, cuando unos indígenas levantaban leña y llevaban a pastar a sus animales a las tierras en disputa. La hacienda se apoderó del ganado de estos indígenas. Ante el inminente conflicto, el propietario de la hacienda solicitó al ministro de defensa que enviará tropas para aplastar a los quejosos. Dos días después antes de la llegada de los militares, los principales de San Francisco Acuautla se entrevistaron con el administrador de la hacienda; exigiéndole la devolución del ganado. Pero este se negó, estallando la pelea en la que el administrador resultó herido de varios golpes de machete; días más tarde murió. En esa pelea, empleados de la hacienda con armas de fuego lograron contener a los indígenas hasta que se presentó el contingente miliar. A la mañana siguiente, miembros de la Guardia Nacional de Chalco se dirigieron a San Francisco Acuautla para aprender a uno de los dos líderes y a 35 de los indígenas que protestaban.

 

Después de esto, campesinos y la familia Villaurruria continuaban en tratos para que los indígenas recibieran pago por sus tierras tomadas para el sistema de riego de la Hacienda de Zoquiapan. Hasta que en 1856, gracias a La Ley Lerdo; hacendados se beneficiaron adjudicándose más propiedades. Siendo la ruina de la pequeña propiedad de las comunidades.

 

A causa de esa Ley, las comunidades de San Francisco Acuautla, Coatepec, Ixtapaluca y Temamatla perdiéron sus tierras a favor de las Hacienda de Coztitlán, Zoquiapan, Tlalmimilolpan, Zavaleta, Asunción entre otras. De los 72 pueblos que había, cerca de 40 perdieron sus tierras agrícolas antes de estallar la rebelión de Julio López.

 

Durante la intervención francesa, de detuvo la aplicación de la Ley Lerdo; finalmente el gobierno liberal empezó la enajenación de las tierras comunales, con lo que el conflicto agrario volvió a agudizarse. Las quejas llegaron a Juárez, llevando a negociaciones con la comunidad de Acuautla. Benito Juárez les prometió regresarles las tierras a los indígenas, pero no cumplió.

 

¿Quién fue Julio López?

Julio vivió muy de serca las injusticias que padecía su familia y vecinos de San Francisco Acuautla. Siendo muy joven se unió al ejército liberal para combatir a los conservadores en la guerra de Reforma y en la guerra de Intervención Francesa. Su participación en estas guerras le valió la obtención del grado de coronel. Asistió a la Escuela moderna y libre de Chalco fue alumno de los maestros Rhodakanaty y Zalacosta, quienes lo dotaron de ideas política de Europa.

 

 

Para el 18 de Febrero de 1867 en San Martinito (Cuauhtlalpan) cerca de la hacienda Venta de Córdoba se tiene noticias del movimiento rebelde convocado por Julio López. El prefecto de Chalco pidió ayuda al secretario de Guerra y Marina, recibieron inmediatamente ayuda.

 

Mariano Rivas Palacios quién fue hacendado, yerno de Vicente Guerrero y Gobernador del Estado de México combatió a las tropas del movimiento campesino, que estaba organizado por dos contingentes. Uno comandado por Julio López Chávez en San Martinito y otro por Guadalupe Mecalco en Acuautla.

 

Los rebeldes promovían la unión de la población de varios pueblos entre ellos Coatepec, Chicoloapan, Chalco y Texcoco. Cobró gran preocupación por la fuerza que estaba tomando este movimiento que fue enviado el General Cuellar. Con su política militar de “Tierra Chamuscada” y atrocidades contra indígenas inocentes.

 

El diario “El monitor Republicano” indicó que Julio López hace sus recorridos en varios pueblos de Chalco con las consignas de “Guerra a los ricos” y el “Reparto de tierras entre los indígenas”. También narraba la llegada de más militares a Chalco para escarmentar a los revoltosos.

 

Un dato curioso: Concluida esta 1era. etapa de la rebelión, los campesinos se reintegraron a las labores de la tierra. La siembra de maíz en la hacienda La Asunción y La Archicofradía. El 12 de Febrero de 1868, pobladores de Chalco le envían una carta a Juárez solicitando el indulto de los rebeldes, entre ellos de Julio López. Muchas poblaciones apoyaban al movimiento con comida y resguardo cuando hacían sus recorridos. En la carta mencionaban que las comunidades indígenas tenían  documentos desde los primeros años de la conquista, pero la mayoría de ellas se las habían apropiado las haciendas de Zoquiapan, Acuautla y Jesús María.

 

El 13 de marzo de ese año, el gobierno responde a la petición de indulto; sólo si Julio López y su gente entregan las armas. Después de 4 días, Julio se presenta ante el ministro de Guerra. Esto lo narra la prensa de la época. Fueron 92 vecinos de San Francisco Acuautla quienes recibieron el indulto; entre ellos estaba Julio López.

 

El 20 de abril de 1868, López Chávez escribe un Manifiesto socialista, tildando de tiránico al gobierno de Juárez diciendo que los había traicionado. La rebelión fue reiniciada a finales de Abril y Mayo, sólo que ahora no sólo unía a Acuautla, Coatepec y Chicoloapan. Sino también a campesinos de Atlazalpan, Ayotzingo, Zula, Atlihuayan, Cuauhtzingo. También Juchitepec y Chimalhuacan de Chalco y Texcoco.

 

A partir del 13 de junio, la persecución sistemática dio inicio con cateos en las casas de los principales de Acuautla para buscar los títulos primordiales de San Francisco Acuautla. Después de semanas de intensas persecuciones organizada entre varios frentes del gobierno federal. El 7 de julio de 1868, al mediodía. Julio López fue hecho prisionero en el pueblo de San Nicolás del Monte, Morelos. Lo trasladaron a Villa de Chalco.

 

Sin juicio, el ministro de guerra; Ignació Mejía ordenó la ejecución inmediata. El 9 de julio, López Chávez fué pasado por las armas, en la Escuela del Rayo y del Socialismo en la Villa de Chalco.

 

Posteriormente, hubo acciones para prevenir nuevo levantamiento de guerrillas. Esta acciones de la policía fueron cateos y redadas en Acuautla principalmente. Logrando la detención de varios vecinos de Acuautla, Chalco y Coatepec trasladándolos a Yucatán.

Fuente: Libro Julio López y la lucha agraria de San Francisco Acuautla. De Dirección de Turismo Municipio de Ixtapaluca. Escrito por Jaime Noyola Rocha