Dueña de la Hacienda de San José La Palma, Ixtapaluca

Anteriormente, la señora Manuelita "La Cuacuas", como la llamaban de cariño; era la dueña de la antigua Hacienda de San Jose de la Palma. Hacía por tradición una prueba a los novios comprometidos para casarse.

tenía un lugar en su casa, donde se ponía a prueba a las novias. Se le ordenaba a la novia moler Nixtamal en el Metate, hacer las tortillas y prender el fogón con Olotes medio húmedos, si aguantaban el humo sin llorar, podía casarse y en el caso contrario se daba por entendido que aun no estaba lista.

 

Al novio se le preparaba una salsa muy picosa, si le escurría la nariz no podría hacerlo, en caso que ambos superaran estas pruebas les permitían desposarse.

 

 

Fuente: Monografía Municipal Ixtapaluca.